¿QUIÉN SOY?

 

Podría describirme de muchas formas, pero creo que la característica que da en la tecla es la de amante de la montaña. Corriendo, caminando, en bicicleta, o en cualquier medio de tracción a sangre, pero siempre rodeado de la majestuosidad, soledad y tranquilidad de las montañas y la naturaleza que la rodea.


Si bien correr, y correr en la montaña especialmente, fue mi "boleto de salida" o la forma que utilicé para crecer en todos los aspectos de mi vida, desde niño preferí las actividades al aire libre y la naturaleza. En mi niñez y adolescencia como boy scout pude hacer mis primeras experiencias de vida en la naturaleza, compartiendo también mi pasión por el entrenamiento y el deporte. Jugué a todo lo que pude, desde fútbol, basket, practiqué natación, entre otros, hasta que finalmente conocí el atletismo. Me sugirieron hacer actividades en las que "mi contextura física me favoreciera" tales como los lanzamientos (de disco o jabalina) o salto en largo y triple. Pero siempre preferí correr, a mi me gustaba correr. Y no velocidad, que también según la teoría serían favorables para mi cuerpo, sino pruebas de fondo.


Desde allí, a los 15 años, que no he dejado de correr. Primero en la pista, luego en la calle, pero finalmente pudiendo mezclar mis verdaderas pasiones: correr, naturaleza, y montaña. Siempre me gustó hacer lo que me dijeron que no podía hacer. Y me ha llevado a donde estoy hoy, por peso de mi convicción y también, por sumarle horas de entrenamiento. Con el tiempo, me di cuenta que me gustaba entrenar más que competir. Paso, al día de hoy, más de seis horas por día entrenando en solitario, con amigos o con mi grupo de entrenamiento. Gracias a esta suma de factores he podido conocer el mundo corriendo, como también tener una vida relacionada a mi deporte favorito que son las carreras por montaña, o al trail running, como prefieran llamarle.


Otra pasión que tengo, y no muy oculta, es la del entrenamiento y la docencia. Soy Profesor de Educación Física y entrenador. La experiencia propia me ha llevado a desarrollar métodos de entrenamiento que son aplicables a todos los niveles de corredores, pero siempre manteniendo la premisa de inculcar la búsqueda del rendimiento como un concepto alejado del triunfalismo con que se lo asocia habitualmente, para unirlo a la búsqueda del resultado enmarcado en las posibilidades individuales y los objetivos formulados oportunamente, que tengan siempre como finalidad principal el cuidado de la salud y la recreación del ser humano.